Página elaborada por M. CECILIA LEÓN M.

Piedras y cristales más usados en la joyería artesanal

Joyería - 8 marzo, 2013 - 0 Comments

piedras y cristales

Las piedras y cristales siempre se han usado en la joyería por su belleza y significado y aunque existen  gran variedad de ellas, algunas  se han convertido en las principales y preferidas del gusto de las personas. Encontramos dentro de ésta selección en primer lugar las piedras preciosas como lo son el diamante, el rubí, los zafiros, topacios, aguamarinas, esmeraldas en general. Pero también están las consideradas semipreciosas.

Las piedras y cristales semipreciosas más comunes:

La turquesa, jaspes de diversos tipos, venturinas, piedra luna, pirita, oníx, ojo de tigre,  fluoritas, calcitas,  lapizlázuli, jades, malaquita, rodocrositas, rodonitas y amazonita dentro de las piedras y las turmalinas, el ópalo, el rubí corindón, zafiro agua, amatistas, obsidianas, cuarzos de diferentes colores, ágatas en sus variedades, labradoritas, kuncita, peridotos, citrinos, cornalinas, granates verde o rojo, alejandrinas, dentro de los cristales. En un lugar especial están el ámbar, los corales y las perlas que aunque no son minerales también son consideradas gemas.

Las piedras y cristales y sus características:

La diferencia entre una piedra y un cristal no es precisamente lo que podría suponer una persona común. En la actualidad, generalmente un cristal se asocia con una cuenta de vidrio de manufactura industrial con gran variedad de colores, formas y tamaños. Pero el cristal gema es de origen natural y su constitución molecular y mineral es lo que lo define, así que para no entrar en argumentos científicos y poder reconocer y diferenciar a simple vista a un cristal, la característica principal es el aspecto muy reluciente o brillante ya sea transparente o de color. Esto debido a que contiene agua en su formación e incluso algunos pueden contener alguna burbuja atrapada. Los arco íris que se pueden observar dentro de algunos cristales hace evidente este elemento. Mientras que la piedra es opaca aún con un color muy intenso no alcanza un brillo reluciente a menos de que sea pulida. las piedras tienen más cantidad de minerales y el mineral que predomina es el que le proveé a la piedra su color y dureza. Otra característica es la forma en que se fragmentan al romperse. Un cristal se rompe en partes muy filosas y agudas que pueden enterrarse o cortar mientras que una piedra puede ser muy frágil pero los segmentos al momento de romperse no son tan afilados ni tan agudos, así que difícilmente cortarían a menos de que esté pulida.

Por lo general tanto cristales y  piedras son pulidas para ser usadas en joyería y al arte de  cortar, tallar y pulir las piedras se le conoce como lapidaria.

Tanto la lapidaria como el montaje y engarzado en la joyería deben de hacerse con cuidado y con el amplio conocimiento  de cómo debe tallarse o trabajarse la piedra que se va a montar, ya que de no ser así se corre el riesgo de lastimar, opacar o echar a perder el aspecto natural de la piedra.

Dejar un comentario